SOBRE MÍ

¡Hola! Mi nombre es Gemma Riera Cairols y me siento muy feliz de que estés visitando mi página web para conocerme y descubrir en qué puedo ayudarte

Desde pequeña siempre me ha gustado ayudar a la gente. Mis amigas me decían que sabía escuchar, comunicar con claridad y también, crear un buen clima de confianza. En aquel momento, poco me pensaba yo que estas cualidades serían mis herramientas básicas para ejercer, hoy en día, mi profesión actual como Educadora Emocional, Terapeuta integrativa y Coach de Vida.

Después de acabar mis estudios de BUP, COU y Formación Profesional Administrativo, como no tenía muy claro hacia dónde enfocar mi futuro profesional, empecé a trabajar como administrativa en una empresa de audiovisuales y también, en una editorial. Lo compaginaba haciendo voluntariado como Monitora de tiempo libre de niñas, niños y adolescentes de 4-14 años en un centro educativo. El ámbito de la Educación empezó a fascinarme. Lo que más me gustaba trabajando en la Educación “no formal” era todo lo relacionado con la Educación emocional. En mi época de niña, no se hablaba de las emociones e incluso, se nos obligaba a no mostrarlas: “no grites”, “no llores”, “no te rías”, “no te enfades”, “no…”

Finalmente, cuando ya tenía 29 años, decidí ir a la Universidad y estudiar Educación Social. Tenía muy claro que quería ayudar a los niños, niñas y adolescentes, así como también a sus respectivas familias, en el tema socioeducativo y emocional. Ya en la Universidad cursé asignaturas de acompañamiento emocional como Terapia Gestalt, Counselling y, más tarde, cursé el Postgrado de Violencia Doméstica para especializarme en el tipo de relaciones que pueden establecerse entre los miembros de una misma familia en el ámbito doméstico.

En esa época, tuve un momento de profunda introspección para poder entenderme mejor a mí misma y empecé mi propio proceso de autoconocimiento y crecimiento personal. Fue entonces cuando descubrí la Terapia con Flores de Bach.

Cuando lo terminé tuve muy claro que quería conocer mucho más sobre estas maravillosas esencias y empecé mi formación como Terapeuta Profesional de Flores de Bach, pero al mismo tiempo, también aprendí otras herramientas como el Reiki, la PNL (Programación Neurolingüística), la Sofrología (técnicas de relajación), el EFT-Tapping (Técnicas de liberación emocional), etc.

Todo ello lo fui llevando a la práctica y, durante unos 3 años, compaginé mi profesión como Educadora Social y como Terapeuta integrativa.

Llegó un momento, a partir de una crisis emocional que tuvo mi hijo a la edad de 8 años, en que decidí empezar a escribir una historia para acompañarle en esos momentos tan difíciles para él. Siempre me ha gustado escribir y contar cuentos.

Al cabo de 4 años, esa historia se transformó en un libro de aventuras para niños y niñas de 8 a 12 años y, gracias al apoyo de mis amistades —muchas de ellas profesionales del ámbito educativo y psicológico—, empezamos a valorar su publicación y también, a diseñar unos Talleres para niños y niñas de esa edad para acompañarlos en el manejo de sus emociones.

Con el tiempo, me di cuenta de que también era muy importante acompañar a sus familias y, por eso, decidí cursar la formación de Coaching Profesional y empecé, a ejercer como Coach.

Inquieta como siempre y con ganas de seguir aprendiendo, llegó otro momento muy importante en mi vida que me llevó a emprender un camino de autoconocimiento mucho más profundo y espiritual y me formé como Facilitadora de Talleres de autoestima y Formación basados en la Metodología SANA TU VIDA® de Louise L. Hay.

Pasado un tiempo, también cursé la formación de Life Coach siguiendo esta misma Metodología y, desde entonces, me he especializado en el Coaching de vida y en el Reparenting o conexión con el/la “niño/a interior”.

Así pues, mirando hacia atrás, me he dado cuenta de que desde que empecé como Monitora de tiempo libre, he estado trabajando, principalmente, con niñas y niños de 8 a 12 años, junto a sus familias y, por eso, me he especializado en esta franja de edad.

A partir de toda esta experiencia personal y profesional, me he dado cuenta de que el camino hacia la autonomía emocional, de los 8 a los 12 años, es clave para llegar a la vida adulta con una autoestima sana y, por ello, mi objetivo es ayudar a estos niños y niñas en una construcción sana de su personalidad y en su autoconocimiento, ya sea de forma directa o indirecta, a través de los agentes educativos con los que se relaciona: familia, escuela y otros referentes y/o profesionales.

Después de todos estos años de experiencia y formación, hoy en día, ofrezco un acompañamiento holístico e integrativo, utilizando todas las herramientas que he ido aprendiendo y poniendo en práctica en mis más de 20 años de profesión. 

En la actualidad, acompaño tanto procesos individuales como en grupo a las personas adultas que tienen a cargo niñas y niños de estas edades, con el objetivo de ayudarlos en este camino de autoconocimiento y crecimiento personal y para que, de esta manera, con su propia experiencia, puedan traspasarla y ayudar a sus pequeños y pequeñas a crecer de forma integral.

En la actualidad, sigo formándome para ir aportando más calidad a los acompañamientos que hago y, al mismo tiempo, cada día me reservo un momento para conectar con la sabiduría y las enseñanzas espirituales de: Louis L. Hay y Abraham Hicks.

Si sientes que puedo acompañarte en tu propio proceso de transformación interior, contáctame a través de este formulario o escríbeme a: info@gemmariera.es

¡Espero conocerte muy pronto!